Artículos sobre minerales y gemas actualizado mensualmente

Ágata de fuego

El Ágata de fuego tiene una profunda conexión con la tierra y su energía es calmante, aportando seguridad. Tiene un gran poder para solucionar problemas y da apoyo en tiempos difíciles.

Realiza una intensa función protectora, especialmente contra las malas intenciones. Construyendo un escudo protector alrededor del cuerpo, devuelve la agresión a su fuente para que pueda entender el daño que está haciendo.

El Ágata de fuego y sus propiedades

Como su propio nombre indica, físicamente el ágata de fuego está vinculada con el elemento fuego y favorece las relaciones sexuales, enciende el chakra base y estimula la vitalidad a todos los niveles. Psicológicamente, el ágata de fuego disipa el miedo e infunde una profunda seguridad, inculca valentía, coraje y fortaleza espiritual, reduce el miedo y fomenta los sentimientos de seguridad.

Por lo tanto estimula la energía y la fuerza de la vida y aumenta la vitalidad sexual y la libido.

Sostener este tipo de piedra mágica favorece la introspección, extrayendo sin esfuerzo los problemas internos para su resolución. Ayuda a eliminar los deseos ansiosos y destructivos, y puede ser útil para tratar las adicciones.

Espiritualmente, esta piedra protectora favorece la relajación para que el cuerpo suavice, potenciando la meditación. Se dice que representa la perfección absoluta; inspira fortaleza espiritual y favorece la evolución de la conciencia.

Curación con la piedra ágata de fuego

Esta piedra cura el estómago, el sistema nervioso y el sistema endocrino, así como los desórdenes circulatorios. Ayuda a los ojos, fortaleciendo la visión nocturna y aclarando la visión en los niveles internos intuitivos, y en los niveles externos y físicos. Resuena con la meditación del meridiano triple calentador y puede ser aplicada para devolverle el equilibrio, reduciendo los sofocos y retirando calor del cuerpo. El ágata de fuego aporta vitalidad al cuerpo, impidiendo el agotamiento de la energía.

APRENDE MÁS SOBRE   Aguamarina

Situada sobre un chakra desalineado, lo devuelve al alineamiento. A nivel sutil, el ágata de fuego limpia los bloqueos etéricos y energetiza el aura.

Puede llevarse puesto largos periodos de tiempo o situarse sobre la cabeza o el cuerpo según sea apropiado.

Más información sobre esta piedra preciosa

El ágata de fuego es una hermosa piedra que tiene un efecto de color arcoiris único. Se forma en capas, lo que hace que la luz interactúe con cada capa produciendo los asombrosos colores del arco iris.

La mayoría de las piedras ágata de fuego se cortan en cabujones (si no sabes lo que significa pincha aqui para verlo en WikiPedia) y pertenecen a la categoría de piedras preciosas. El corte cabujón realmente resalta los colores del arco iris. Busque piedras con un domo alto y colores fuertes al seleccionar la pieza perfecta de este ágata.

Esta piedra mágica pertenece a la familia de los cuarzos, tiene una dureza similar a la del amatista y es de 7 MOHS. Esto hace que esta piedra preciosa sea muy duradera y perfecta para usar en joyas de todos los días.

Artículos interesantes: